sábado, 19 de enero de 2013

El SS ALFONSO XIII, que pasando por HABANA llegó a ser el GALICIA.





SS Alfonso XIII (el tercero con ese nombre)
Este histórico barco de la Compañía Trasatlántica, fue en su momento el buque mas grande construido en España, concretamente en los astilleros que la Sociedad Española de Construcción Naval poseía en Sestao, conocido popularmente como la “Naval de Sestao”.
Momento de la botadura


El Alfonso XIII a flote


En el muelle de armamento


Trabajos en cubierta


Salón de fumadores


Comedor de 1ª



Pasando bajo el puente colgante de Portugalete

Recorte de prensa de la época
Alfonso XIII en La Coruña
 Aunque su quilla se puso el 27 de abril de 1.916, su botadura no se produce hasta el 14 de setiembre de 1.920, retraso debido a las vicisitudes que acarreó la 1ª guerra mundial (escasez de materiales etc). Este acto presidido por SS MM los Reyes D. Alfonso XIII y Victoria Eugenia, no estuvo exento de percances ya que una vez su madrina, la Reina, estrelló en la proa la clásica botella de champán, el buque inició su deslizamiento hacia la ría, pero a mitad de camino se detiene durante unos momentos llevando la angustia a directivos, ingenieros, técnicos y demás personal del astillero, que veían como sobre sus cabezas se cernía la negra sombra del fracaso mas estrepitoso, pero afortunadamente reinició su marcha hasta flotar libremente. Este pequeño incidente quizá sería preludio de los avatares que a lo largo de su vida habría de sufrir este hermoso buque.


Sin embargo este no fue el primer buque mercante en llevar el nombre del monarca, antes ya hubo dos barcos con ese nombre. Un primer “Alfonso XIII” construido por los astilleros ingleses Denny Brothers de Dumbarto en 1888 de 4.381 TRB y que se perdió estando fondeado en Santander a causa de una fuerte galerna el 4 de febrero de 1.915.
Primer Alfonso XIII
 Para sustituirlo, la Compañía Trasatlántica compró ese mismo año el “Oceana” ex “Scot”(1.890) y le pone el nombre del monarca, para cubrir sus líneas con Centro y Norteamérica a la espera de la entrega del “Alfonso XIII” que nos ocupa. Este segundo “Alfonso XIII”, era un barco muy bonito, con proa de violín y dos enormes chimeneas manteniéndose en servicio con ese nombre hasta 1.923 en que la Naval entrega el nuevo “Alfonso”, renombrándose éste como “Vasco Núñez de Balboa” siendo desguazado en 1.927.
Segundo Alfonso XIII, ex Oceana, ex  Scot
Dos meses después de su botadura, amarrado en el muelle de armamento en Sestao, concretamente el 27 de noviembre, se produce un incendio a bordo, supuestamente se trataba de un sabotaje, lo que ocasionó nuevos retrasos, no entregándose a sus armadores hasta agosto de 1.923, y con el rey a bordo realizó sus pruebas de mar el 1 de setiembre.
Sus características eran:
Eslora 146,30 metros
Manga 18,59 metros
Puntal 10,90 metros
TRB 10.551 TM
Desplazamiento 14.400 Tm
Potencia 10.700 CV (Dos turbinas de vapor Parsons, a dos hélices)
Velocidad 19,5 nudos (en pruebas oficiales, 19,45 nudos de marcha, con 10.778 caballos de potencia y 143 revoluciones por minuto con un consumo de 189,6 toneladas por singladura de carbón de Cardiff.)
6 bodegas con 4 escotillas
14 puntales
14 maquinillas
38 botes salvavidas y llevaba pescantes de patente
Pasajeros de 1ª clase, 245
Pasajeros de 2ª clase 82
Pasajeros de 3ª clase, 148
Emigrantes o tropa, 1.589
Tripulación, 245
La tripulación se repartía así:
Cubierta: 1Capitán; 4 oficiales; 1 agregado; 1 capellán; 2 sobrecargos; 2 médicos; 2 telegrafistas; 3 contramaestres; 2 carpinteros; 1 sereno; 1 pañolero; 13 marineros; 10 mozos; 6 grumetes; 2 pajes. Total, 51 hombres.
Maquina: 7maquinistas; 4 ayudantes id.; 1 electricista; 1 pañolero; 3 caldereteros; 9 engrasadores; 21 fogoneros; 18 paleros. Total 64 hombres.
Fonda: 3 mayordomos; 4 despenseros; 2 jefes cocina; 7 cocineros; 3 ayudantes id.; 6 marmitones; 2 carniceros; 4 panaderos; 2 reposteros; 2 practicantes; 2 peluqueros:1 barbero; 1 encargado de cámara;1 cantinero; 2 roperos; 4 camareras; 2 enfermeras; 2 encargados de bar; 1 corneta; 1 impresor; 62 camareros; 1 encargado de limpieza; 6 mozos; 1 restaurador; 6 músicos. Total, 128 personas.



Costó exactamente 36.625.109 pesetas, frente a los 10 millones presupuestados en principio.

En 1.931 con la llegada de la República se producen los cambios de nombre de los buques, en especial todos aquellos relacionados con la monarquía, de forma que:

Alfonso XIII” pasó a llamarse “Habana”
Reina Victoria Eugenia” pasa a ser el “Argentina”
Princesa Isabel de Borbón” pasa a ser “Uruguay”.
SS "Habana"
El 18 de julio de 1.936 el "Habana" estaba en Bilbao practicándosele el recorrido habitual tras cada viaje y preparando su salida hacia América, salida que fue suspendida. Incautado el buque se dedicó a alojar a refugiados procedentes de Guipúzcoa.
En el mes de enero del 37 requisan el buque para dedicarlo a buque-hospital. Entre el 5 de mayo y el 5 de julio hace 5 viajes con refugiados, principalmente mujeres y niños ,que huyen de Bilbao ante su inminente caída. Los viajes lo fueron a Southampton, La Pallice y Paquillac.
Intentaron los nacionales recuperarlo en Francia, pero fracasaron, por lo que quedó amarrado en Burdeos hasta el final de la contienda.
Terminada la guerra es reclamado por las autoridades junto con otros 67 buques españoles fondeados en puertos franceses.
El Habana como carguero
El “Habana” llega a Bilbao el 27 de junio de 1.939, yendo directamente a las instalaciones de la Naval para proceder a su acondicionamiento con el objeto de volver nuevamente a la línea de Nueva York, Cuba y México.
Mientras está en el astillero, el 14 de setiembre, sufre un nuevo incendio que ocasiona importantes daños, tanto en estructura como maquinaria, se sospecha de un nuevo sabotaje.
Hechas las correspondientes valoraciones y ante lo cuantioso de la restauración, a la vista del mercado de pasajeros, la Compañía decide reconstruirlo como buque de carga con capacidad para solamente 12 pasajeros. El resultado fue, un carguero feo y poco rentable, con una capacidad de 14.168 metros cúbicos.
El Habana durante la 2ª guerra mundial
Terminadas las reparaciones salió de nuevo a la mar en 1.942, dedicándose a cubrir las líneas de carga de la Trasatlántica o haciendo otros viajes con carbón u otras mercancías.


Durante la segunda guerra mundial, siguió navegando, llevando pintada a ambos costados la bandera de España y su nombre en letras bien visibles, para indicar que navegaba bajo bandera de un país neutral.
Postal del Habana como buque mixto
Finalizada la guerra, fue reparado en los astilleros Todd, en Nueva York, y nuevamente transformado en un buque mixto de carga y pasaje con capacidad para 12 pasajeros en clase Turista A y 102 en clase Turista B.
El Habana en Santander, ya como buque mixto


Habana en Barcelona

En 1.960, ante su  rentabilidad, es amarrado en el puerto de Vigo, en principio con la idea de desguazarlo.
Sin embargo, en 1.961, el sistema de congelación de la pesca, que permitía faenar en caladeros cada vez mas lejanos y ante la falta de capacidad de los astilleros para satisfacer la demanda de construcción de buques congeladores, la empresa Pescanova se fija en el viejo “Habana” y el 1 de febrero de 1.962, el remolcador holandés “Clyde” de la firma Smith (¿la misma del salvamento del Prestige?)lo lleva a Ferrol para ser reformado en Astano.
Allí es transformado en buque factoría, modificándose escotillas, entrepuentes, bodegas, acomodación, proa, escobenes etc. Se le dotó de las instalaciones industriales necesarias para mantener una capacidad de almacenamiento congelado de 3.000 Tm y una capacidad de congelación de 100 Tm al día.
Se pinta de gris y verde claro y con la contraseña de Pescanova en la chimenea y el nombre de “Galicia” en su popa y amuras, el 7 de setiembre de 1.964 se hace a la mar rumbo a los caladeros de Sudáfrica, acompañado de una flotilla de 10 arrastreros construidos en Barreras.
Buque factoría "Galicia" en Rande
En 1.971 se le cambian las viejas y poco eficientes calderas por unas nuevas. Operación que se realiza descosiendo el costado del “Galicia”, sin afectar a superestructura ni al resto de instalaciones del barco, en un tiempo record de 8 semanas en dique seco de la Bazán de Ferrol.
De vuelta en los caladeros de Sudáfrica (Bahía Saldanha y Walvis Bay), da servicio a medio centenar de pesqueros que abarloados al “Galicia” descargan su pesca para ser congelada, reciben víveres, combustible, atención sanitaria e incluso reparaciones.

En 1.975 regresa destinado al desguace que llega en febrero de 1.978 en Vigo.


Ignacio Sáa
Enero 2.013

Fuentes.-
Vida Marítima
Andimar
Hemeroteca Nacional
Histarmar
mgar.net






3 comentarios:

  1. Me gusta mucho la temática de este blog. Lo encontré buscando información acerca del hundimiento del vapor Santa Isabel,que siempre me llamó mucho la atención,y sin duda,me quedo por aquí. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. el abuelo de mi esposa estuvo embarcado en el habana y en antonio lopez haciendo muchos viajes a nueva york y la habana, en la web de ellis island encontre su nombre en una hoja de registro

    ResponderEliminar
  3. Especial cariño le he tenido yo a este barco. En él me perfecione profesionalmente durante su transformación en buque factoría. Sirvió también como buque taller escuela para cientos de trabajadores del sector naval.
    La gran historia de este buque está por escribir. Es un gran ejemplo de reciclaje. Un biejo barco condenado al desguace es transformado en un pionero buque factoría y fuente de riqueza, no solamente para sus dueños sino para cientos de personas.

    Gracias, Pescanova.

    ResponderEliminar